viernes, 11 de diciembre de 2009

La estupidez no tiene remedio. ¿O sí?

Si la asignación universal por hijo es un reclamo de la oposición, se declara como imprescindible para salir de la crisis.

Si el gobierno oye el reclamo y lo pone en marcha, es asistencialismo mal implementado.

Y es probable que existan fallas de implementación. Las mismas o parecidas a las que hubiera tenido cualquiera que lo pusiera en marcha a toda celeridad para evitar males mayores, provocados por los que la proponían y ahora la repudian.

Como nadie quiere hacerse cargo de su propia mierda, nadie lo votó al "Calo", nadie lo votó a Del Arruga y nadie anduvo llamando al paro cívico el día 9 de diciembre, con un deleznable pasquín insultando a los argentinos en nombre de los argentinos.

Los argumentos dados en ese correo, llenaban de vergüenza a cualquier argentino bien nacido: no se trataba de convocar una demostración cívica para profundizar cambios en beneficio de la gente, para que el pueblo reciba más porcentajes de la torta distributiva.

No!

Se apelaba al egoísmo más salvaje y la estupidez menos humana de todas.

El argumento era: todo lo que le dan a un pobre te lo sacan a vos. Y estaba dirigido a pelagatos jubilados, empleados, profesionales mediocres, es decir, a gente que no gana como don Franco el Grande Padre de Mauricio, sino a gente que vive de un sueldo.

Los planes de vivienda, la salud reproductiva, el subsidio por desempleo, la asignación universal por hijo, todas las conquistas logradas a imagen y semejanza del famoso "primer mundo", todas las maneras en que el Estado redistribuye lo que nos saca en impuestos para obtener algo de paz social, vilipendiado y puesto como acción contra la clase media.

Yo también soy clase media y trabajadora. Y no acepto que se diga que la clase media es estúpida sólo porque haya amargados, resentidos, infelices, que pretenden hablar en mi nombre.

Yo recibí el mail varias veces. De personas que no me dijeron una palabra, porque supongo que todavía les quedan restos de dignidad y no logra hacerse cargo de la basura que mandaron.

Una de ellas, recién volvía de un viaje de tres meses por Europa. Ella jubilada como empleada. El esposo, jubilado como empleado. Qué mal que anda la Argentina, que dos jubilados se van tres meses a Europa de tour!

Y cuando llegó, se enojó con los $180 por hijo que le dan a los que no pueden ir ni a La Salada! Y andaba convocando un paro cívico contra los vecinos más pobres!!

Otra, anda planificando sus vacaciones en EEUU, junto a la hija. Y también es empleada. Pero se enoja porque la clase media trabaja y "no tiene recompensa" (?), mientras a los pobres "les dan todo". ¿Les darán pasajes a Nueva york gratis mientras ella tiene que comprarlos?

Otro, que anda mandando esos mails repulsivos contra los que " son subsidiados por el Estado", tiene, entre otras cosas, tres o cuatro motos enormes. Y se la pasa recorriendo el país en ellas, porque ya está de vuelta y gana lo suficiente para trabajar la mitad que cualquier hijo de vecino.

Me alegro tanto por ellos. De verdad, ojalá puedan seguir haciendo esa hermosa vida. Lo merecen. Lo que yo les pediría es que dejen de engancharse en el cuento de que los pobres les quitan algo que les pertenece.

Por suerte, se puede decir que, a pesar de lo que digan algunas gordas impresentables y sus acólitos, el pueblo está maduro y no se prendió.

No hubo paro cívico. Ni cacerolas.

Y eso que gastaron mucho en manijearlo.

Pero no hubo caso.

Debe ser porque el sol no se tapa con el dedo.

Y porque los que sufren la pobreza y la marginación, no necesitan "defensores" que tengan tan poco sentido de la solidaridad.

De todos modos, no hay que dormirse:siguen trabajando denodadamente para crear un 20/12 nostálgico, que los retrotraiga al 2001, cuando el único beneficiario del kilombo fue....¿se acuerdan? Ese... que no se puede nombrar porque juega de banca en el "maffias war" de facebook, y hace de "Gran Padrino"...


Este video de monos es para todos los que me mandaron el correo electrónico ese llamando al paro cívico.

La verdad, muchachos, que yo estaba un poco enojada con mi gobierno, por algunas cosas que no comparto del todo. Pero ustedes han logrado reacomodarme en el camino. Son los mejores aliados que el gobierno pudiera tener. Imposible sumarse a la oposición, ni queriendo, ni haciendo fuerza.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario